• Cirugía Facial

  • Cirugia de Senos

  • Cirugía Facial

  • Aumento de Labios

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

La liposucción o lipoescultura es un procedimiento quirúrgico que consiste en la eliminación y aspiración de los depósitos de grasa localizados bajo la piel, mediante una una fina cánula que se introduce en el tejido adiposo a través de una pequeña incisión de un par de milímetros.

La liposucción o lipoescultura nos permite practicar esta operación en brazos, torso, abdomen, caderas, nalgas, entrepiernas, muslos, rodillas, pantorrillas, tobillos, e incluso en la cara, como comentamos en el lifting de cara y cuello.

 

¿Cómo es la intervención?

La liposucción se realiza en un quirófano, ya sea en una clínica o un hospital. Dependiendo del tipo de liposucción el paciente puede ser dado de alta el mismo día, o bien puede que deba permanecer varios días ingresados.

Dependiendo de la cantidad de grasa a extraer, será el cirujano el que decida si basta con una anestesia local más sedación, o bien se hace necesario emplear una anestesia general. El tiempo de intervención igualmente dependerá del volumen de trabajo, puede ser desde treinta minutos a varias horas.

En primer lugar se realiza una pequeña incisión para poder introducir un tubo, con el que el cirujano rompe los depósitos de grasa y los extrae gracias a un sistema de vacío, al mismo tiempo que se pierde grasa se pierden líquidos, por lo que se le suministrarán fluidos por vía intravenosa.

Terminada la liposucción, se colocarán prendas compresivas para controlar el hinchazón y para ayudar a la piel a adaptarse al nuevo contorno.

Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk website.